La Iglesia y su cacería de Gatos que terminó en Peste en la Edad Media

129
0
Share:

La iglesia, supersticiones y pueblos enteros no solamente han perseguido a muerte a lo largo de la historia del mundo a seres humanos, también a ciertos animales que fueron alguna vez asociados a la herejía o incluso a la conspiración. Este es el caso de los gatos.

Esta cacería, sí, literalmente casería de gatos, tuvo una relación directa con la peste, ya que los roedores hicieron de las suyas hasta el grado determinar en un caos, situación que duró bastantes años, pero ya llegaremos a eso. Vamos a comenzar con lo que hicieron algunos pueblos.

Bueno, pues resulta que los galos castigaban a muerte a los gatos y los amarraban para, según esto, que hubiera más trigo en sus campos, mientras que los celtas, consideraban que los ojos de estos felinos conducían directamente al reino de las hadas.

Los gatos en la Edad Media

Durante la Edad Media los gatos fueron vinculados al paganismo a través del culto a la dios del amor y la curación de la mitología nórdica, sí a los Vikingos: La diosa Freya; esta deidad guardaba en su jardín manzanas con las que alimentaba a los dioses del Vlahalla y en su iconografía aparecen dos gatos tirando del carro de la diosa.

Existieron varios libros paganos de la época (obviamente prohibidos) en los que hablaban de los gatosy su adoración a ellos, junto con brujería. Uno de ellos fue “Los Evangelios de las Ruecas” el cual fue publicado por ahí del 1480. Ahí te va una cita:“Si veis un gato sentado en una ventana al sol, lamiéndose el trasero y levantando la pata para pasarla por encima de la oreja, no dudéis que ese día no lloverá. Entonces Dama Mehault de Caillotte se levantó y dijo que esto es cierto y que ella no hacía nunca la colada cuando veía a su gato lamerse el trasero.” Segundo Día, Capítulo XXII, Evangelio de las Ruecas.La verdadera condena gatuna 

Todo lo anterior habría parecido unas vacaciones a comparación de la condena que la Iglesia Católica y la Santa Inquisición les infringieron. Del año 1180 al 1200 comienza una dura y brutal persecución hacia los gatos que más tarde el karma (y la historia) se los cobraría.

La iglesia, como bien lo sabemos, arrasa con cualquier cosa que los amenaza. En esa época, comenzaron a ver al gato como un animal que confabulaba contra ellos; obviamente estas sospechas se basaban en la ignorancia, que fueron finalmente asociadas a rituales satánicos. Es más grave de lo que te imaginas, checa esto:

  • En1227: El Papa Gregorio IX describió al demonio como un gato negro.
  • En 1230: El Obispo de París, Guillermo de Auvenia, describe a Lucifer como un gato (o un sapo 🐸)
  • En 1300: El Papa Clemente V acusa a los Templarios de Brujería por adorar a un gato negro.
  • En 1484: El Papa Inocencia VIII alentaba el sacrificio de gatos quemándolos en fiestas.

Durante esta época, se prohibió alimentar o ayudar de cualquier forma a un gato y si desobedecían, eran acusados nada más y nada menos que de herejes, al grado de expropiar bienes, ser sometidos a torturas, y con mala suerte, hasta en la hoguera terminaba uno.

Esto fue tan grave que por ahí del 1400 los gatos fueron casi exterminados en Europa, pero los de aquel lado del mar pagarían muy caro su ignorancia y paranoia.

De cómo extrañamos a los gatos

Por ahí del 1347 un barco proveniente de Asia llevaban de pasajera a la peste. En muy pocos años, cerca de 25 millones de personas, es decir, 1/3 de la población perdió la vida por esta enfermedad. Y bueno, la falta de gatitos satánicos proliferó la población de ratas sumado a la pésima higiene.

Esto provocó que la peste se extendiera 200 años nada más. “Yersinia pestis” fue la bacteria que acabo con gran parte de la población y era transmitida a través de las ratas, cosa que fue descubierta hasta 1800.

FUENTE: EXPEDIENTE PARANORMAL

Share: